Método de autovalorización dinámica

Este método de autovalorización es efectivo porque después de tomar el primer curso, tienes derecho a asistir a una sesión semanal (gratuita) en donde puedes seguir conociéndote y recibiendo ayuda para cambiar esos hábitos necesarios para lograr tus metas.  Estas reuniones se llaman “Gaviotas”.

El curso se llama Autovalorización Dinámica III porque el Dr. Romero sugiere que se tomen tres cursos básicos para lograr un cambio radical en nuestra vida.  Y aunque no es obligatorio, muchos hemos comprobado que se vencen más rápidamente las resistencias, al continuar trabajando constantemente.

Posteriormente, puedes tomar el curso de Formación de Instructores.  Independientemente de si decides convertirte en parte del equipo que participa como instructor en los cursos, se trata de aprender a ser instructor de tu propia vida.  Este curso es de 8 días, y se lleva a cabo dos veces al año.

Para los que ya se han graduado de Instructores, tienen la oportunidad de tomar la máxima obra del Dr. Romero que es el Curso Avanzado de Ley Cósmica.  En este curso de 23 días, puedes cambiar las leyes inconscientes que están rigiendo tu vida subconscientemente, y que es necesario cambiar para que se puedan materializar tus deseos y lograr darle le vuelta a esas situaciones que no se han podido trascender.  Además aprenderás el método de ajuste quiropráctico y de masajes relajantes, desintoxicantes y energizantes, para ayudar a sanar a otras personas.

Adicionalmente tenemos el Curso de Directores, para aquellos que participan activamente como instructores en los cursos básicos.  De la misma manera tenemos nuestro curso de Coordinadores para quienes decidan establecer una sede de Simposium.

Una vez al año tenemos los cursos nacionales de “La Culpa” (en el mes de agosto) y el de “La Ley de la Abundancia” (en Diciembre).  Las personas con un curso básico pueden asistir a estos cursos una vez al año, que nos ayudan a mantenernos en constante avance, limpiando lo que se acumula en el año, y evitar así estancarnos.